El streaming no es monetizable: los posibles ingresos que pudiera generar una obra a través de streaming quedan muy por debajo de cubrir los costos mínimos de apertura, que implicaría habilitar horarios de ensayos, puesta técnica, y que el 70% de los ingresos por entradas vaya para las cooperativas de artistas por su trabajo.
Archivo de Escena